• JUVENIL

MANUAL CECNA

 

MANUAL PARA LA FUNDACIÓN DEL MINISTERIO C.E.C.N.A. EN LA IGLESIA LOCAL

 

Dirigido en primer lugar a todos los siervos de Dios de la I.D.V.C.A.V. “EL BUEN PASTOR”, y a todos los obreros, instructores e iglesia interesados en este ministerio.
Recuerden que C.E.C.N.A. significa; Comisión para la Educación Cristiana a la niñez y la Adolescencia.
Usando este nombre nos identificamos como colaboradores del mismo trabajo espiritual, estamos orando y pidiendo al Señor Jesús que cada zona tenga su ministerio C.E.C.N.A. que sea fuerte y que juntos podamos en un futuro próximo, elaborar un plan general de clases para cada grupo, lo cual será de gran ayuda y apoyo a todos los instructores de la iglesia, utilizando esta página de internet, esto parece fácil, pero no lo es, oremos y supliquemos al Señor Jesús.
 
Para que esto se pueda lograr, además de sus oraciones, necesitamos del apoyo de todos los que en razón al trabajo que desempeñan pertenecen o pertenecemos a C.E.C.N.A. Mientras eso sucede:  ¡A trabajar en la fundación de este ministerio en cada congregación, en cada zona en todo el movimiento! , saludos en Cristo Jesús Señor nuestro y de; Párvulos, Niños e Intermedios.
 
Entre los objetivos generales que tenemos, está el que cada hijo de la iglesia tenga más posibilidades de que en su vida se cumpla el salmo Uno; bienaventurado el que no anduvo en consejo de malos…  Y será como árbol plantado junto arroyo de agua; que da su fruto a su tiempo y su hoja no cae.
 
Consideren estos DIECINUEVE PASOS para llegar a la fundación de este ministerio a favor de los hijos de la iglesia a nivel local.
 
1.     En primer lugar el siervo de Dios y pastor local debe poner este proyecto en las manos del Señor Jesús, pidiendo sabiduría y  visión de Dios.
2.     Analizar su congregación, no debe ser demasiado pequeña, pero creo que con veinte miembros adultos que tenga y cuando menos tres alumnos para cada uno de los grupos que maneja CECNA es correcto. Aunque no necesariamente nacen los tres grupos juntos, pero sí se deben tener como meta los tres grupos, ya que sus necesidades son muy diferentes.
3.     Consideren los siguientes rangos de edades para los grupos: Párvulos de 3 a 6 años (kínder y primer grado), Niños de 7 a 11 años (de segundo a quinto grado), Intermedios de doce a quince años (de sexto a tercero de secundaria)
4.     Después se debe tratar en reunión con obreros y obreras la importancia, y la necesidad de esta atención a los grupos básicos, recordándoles que, si no se atiende este sector de población de la iglesia, estamos dejando de hacer parte esencial del trabajo de evangelización interna, y corremos el riesgo de hacer que la iglesia se forme solo de gente mayor y en lo futuro tendería a desaparecer, (hoy tristemente hay iglesias que están así).
5.     Se debe involucrar a toda la iglesia en esta labor, impartiéndole estudios bíblicos que le hablen de la responsabilidad y privilegio que se tiene al ser padre de familia, así como la necesidad de que despierten el don de maestro o maestra, que entre otros Dios con su Espíritu Santo ha repartido en la iglesia, que recuerden que nadie debe dejar su talento enterrado.
6.     Ayuno y oración, se invita a toda la iglesia a ir delante del Señor en ayuno y oración, para que Dios de visión y sean propuestos los hermanos y hermanas que pueden desempeñar este trabajo, y que Dios de valentía a quienes dentro de sí sienten el llamado de Dios para servirle en este ministerio y se puedan auto proponer o aceptar el llamado.
7.     Antes de elegir consideren todos,  que los candidatos en primer lugar deben ser personas nacidas de nuevo, que estén viviendo la nueva vida en Cristo, de buen testimonio, fieles a Dios y a su doctrina, y tomando en cuenta a los grupos que van a enseñar, deben ser  plenamente heterosexuales.
8.     El siervo de Dios, obreros y la iglesia con la visión del Señor Jesús se acercarán a los hermanos y hermanas que creen que pueden desempeñar esta hermosa y santa labor, invitándoles para que asistan una reunión de trabajo.
9.     En esta reunión estarán presentes:  el siervo de Dios, los obreros y todos los que aceptaron la invitación y llamado. Después de haber orado, seleccionarán a los hermanos y hermanas que serán instructores en alguno de los  grupos, a los o las hermanas que serán auxiliares y al coordinador general de C.E.C.N.A. Local. Todos firmaran la carta compromiso del instructor (se anexa proyecto) Quedaran autorizados para reunirse e iniciar la elaboración del plan de trabajo, mismo que deberá ser revisado por el pastor.
10.  En un culto dominical,  el siervo de Dios y  obreros, presentan a los miembros de este sagrado ministerio y a manera de testimonio, cada uno de los ahora responsables de la educación cristiana que imparte la iglesia a los grupos básicos, manifestará verbalmente su deseo y el llamado que Dios le hizo. (aún no empezarán las clases) pero se continua con  los planes de trabajo y se buscan maestros o maestras (dentro de la misma iglesia y de otra iglesia hermana en la zona, así como el pastor local y su esposa) para que apoyen en la capacitación e integración de este grupo de trabajo C.E.C.N.A. Local.
11.  Los planes de trabajo deben considerar las fechas importantes de la iglesia,  la doctrina básica, a fin de que los estudiantes tengan claro el porqué de cada práctica de la iglesia, así como el que tengan herramientas para la vida, es decir orientación y enseñanza acerca de las cosas  que a Dios no le agradan y que lastiman la vida de ellos mismos, de sus padres y de los miembros de la iglesia, enfatizando en sus enseñanzas lo que a Dios sí le agrada.
12.  Antes de arrancar las clases, se deben tener autorizados los planes de trabajo; mensual, semestral y anual, y se contará con el apoyo de: los padres de familia, pastor, obreros e iglesia, el siervo de Dios siempre tendrá un lugar en sus juntas de trabajo, o quien él designe, se recomienda cuando menos una reunión al mes, sobre todo en el inicio.
13.  Tengamos presente que para administrar estos tres grupos básicos, se necesita un cuerpo de colaboradores que tenga:
a)     Un coordinador general CECNA Local.
b)     Un instructor de alabanza y otro de enseñanza bíblica por cada uno de los tres grupos, eventualmente y si el grupo es pequeño podría ser solo un instructor por grupo.
c)     Un cuerpo de dos auxiliares para cuando por alguna razón de peso no pueden asistir los titulares, puedan suplirlos y dar seguimiento  al plan de trabajo.  Estos miembros forman también parte del equipo CECNA local y ayudan a la realización y cumplimiento de los  planes de trabajo.
Cada titular debe reportar con anticipación su imposibilidad de asistir a una clase, con el coordinador general, para que este vea quién de los auxiliares le suplirá, e informe al siervo de Dios.
14.  Se hace en la iglesia la campaña de inscripción de alumnos (Para este punto debe haber ya una gran expectativa en los padres  y en los que serán los alumnos) ¡Gloria al Señor Jesús¡
15.  Las instalaciones son muy importantes, pero reconocemos que muchas iglesias no las tienen, busquemos alternativas y soluciones, sin perder de vista que cada vez se tengan las mejores instalaciones posibles. En caso necesario pueden estudiar en atrios, alguna casa cercana (Instructores: cuidando con el orden y la limpieza, el lugar debe estar limpio antes del estudio y después del estudio)
16.  EN EL CULTO ESPECIAL DE INICIO, cada instructor se presenta con su grupo, el pastor presenta al coordinador general y este presenta a cada instructor(a) y estos a su vez presentan a cada uno de sus alumnos, se ponen todos en las manos de Dios e inician las clases, ¡Gloria a Dios!
17.  Recuerden que todo el equipo CECNA debe tener reuniones de trabajo en conjunto, para evaluación, capacitación, reporte de avances y de obstáculos, etc. Y que el siervo de Dios o quién el designe, tiene un lugar en esas reuniones a fin de estar enterado y coadyuvar al mejoramiento continuo tanto; de los instructores, como de las instalaciones y sobre todo de los alumnos.
18.  Es muy importante también que el siervo de Dios y la iglesia no consideren a ninguno de los grupos como coro, aunque si pueden cantar como grupo, pero el canto jamás debe ni puede sustituir la enseñanza doctrinal y de orientación que cada grupo necesita, algunos de los miembros de los grupos podrían, si lo desean cantar en algún coro, pero esto sería un trabajo independiente.
19.  El aspecto económico es muy importante y deben suplir sobre todo los padres de familia, pero también la tesorería local y aún los instructores y coordinador, todos a la medida de sus fuerzas, pero con compromiso y amor por los hijos de la iglesia, se pueden hacer rifas y talentos, todo en acuerdo e informando al siervo de Dios.
 
OTRAS NOTAS IMPORTANTES
Los mejores días para los estudios de los grupos de niños y párvulos es en domingo, pues vienen al culto con sus padres,  esto propicia mas orden y reverencia en el santuario y los niños y párvulos estarán recibiendo el pan espiritual a su medida y capacidad.
Los intermedios pueden estudiar un día entre semana de acuerdo a las necesidades y posibilidades locales, de preferencia en sábado, puede ser también en domingo, pero incorporándose al culto cuando terminen su estudio, puede ser que canten una alabanza o tengan su presente.
Es importante que estos grupos estudien por separado, pues sus necesidades son muy diferentes.
 
Un problema que llega a aparecer en algunas congregaciones es el siguiente: Que algunos padres por desconocimiento o mal entendido, se aferran a que sus hijos solo estén en el templo y que hasta llegan a considerar que es una pérdida de tiempo el que asistan a los estudios. Algunos hermanos que piensan así argumentan que ellos así crecieron entre las bancas, empero lo que CECNA pretende es un tránsito suave entre la niñez, adolescencia, juventud y compromiso de bautismo, si usted a pesar de estar entre las bancas permaneció en la iglesia desde la niñez hasta el bautismo; gloria a Dios, pero la mayoría no es así. Dejemos que los niños vayan a Él.
 
Es muy importante que consideren que ninguno de los tres grupos debe estar solo ensayando para presentar un hermoso presente (Aunque es necesario que haya presentes, pero puede ser un grupo C.E.C.N.A.  por semana) Recuerden que es fundamental la enseñanza bíblica, la orientación y consejo para cada grupo, y para cada alumno en particular, y no caigan en la tentación de preparar solo grandes presentes para que la iglesia vea lo que hacen, su trabajo es integral: Doctrina, consejo, alabanza, orientación, integración.
 
Dentro del horario de estudio consideren un tiempo de juego y esparcimiento saludable que también les ayudará para conocerlos en otro ambiente y de acuerdo a las posibilidades busquen tener cuando menos cada seis meses una salida (No tiene que ser un lugar muy caro, en cada pueblo o ciudad existen lugares gratuitos para los; párvulos y niños y también para los intermedios hay otros lugares)
 
Este ministerio es creciente y ningún instructor debe tolerar el conformismo, sino buscar el crecimiento y la superación constante, para esto usted como siervo de Dios y el coordinador de CECNA local, pueden proponer al obispo de zona, el organizar talleres regionales de capacitación cuando menos una vez al año.
Para estos talleres será bueno que la zona ya tenga nombrado un coordinador CECNA regional (Puede  ser un pastor que tenga el perfil, o  puede ser un coordinador local que tenga el llamado y el deseo)  que se invite e involucre a todas las iglesias de la misma, siervos de Dios, coordinadores locales e instructores, unos enseñando una materia otros otra pero todos: enseñando, compartiendo experiencias y aprendiendo, todo para la superación y crecimiento continuo (Como la luz de la aurora).
Imagínese la bendición de talleres a nivel de toda la iglesia, realizados en San Pedro Totoltepec, ¡Gloria a Dios¡ a su tiempo y si El Señor Jesús lo permite se hará, mientras hay mucho todavía por hacer a nivel local y regional, pues de ahí saldrán los que impartan enseñanza a nivel nacional e internacional, ¡Aleluya¡ olvidemos los complejos de inferioridad, si Dios con nosotros, ¿Quién contra nosotros?
 
El pastor local en colaboración con los ministerios C.E.C.N.A. y JUVENIL, obreros y obreras, deben organizar e impartir talleres de orientación y apoyo a todos los padres de familia de la iglesia, son muy importantes y se siente el gozo y la alegría de convivir y aprender a ser mejores padres y mejores cristianos, adelante.
Amado pastor local, esta exposición de trabajo tiene por objetivo; apoyarle en su labor  ministerial a favor de C.E.C.N.A., empero seguramente usted enfrente a otros retos y problemas que no hemos comentado aquí, pero estamos seguros que Dios le guiará al éxito.
De los beneficios que usted obtiene como ministro  de la iglesia local, están;  la satisfacción del deber cumplido ante él Señor Jesús, las sonrisas y tal vez los abrazos de los pequeños que sin palabras le dirán: Dios le pague pastor,  así como el reconocimiento de la iglesia a la labor desempeñada.
Anexamos organigrama de cómo se concibe C.E.C.N.A. dentro de la iglesia local.
Nos gustaría recibir información de usted y de su experiencia al haber puesto en marcha este santo ministerio en su iglesia, contáctenos por correo electrónico a la siguiente dirección:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Dios le pague y esperamos que esta lectura no solo pase a formar parte de su experiencia, sino que Dios le conceda y nos conceda a todos ver que se establezca este santo ministerio C.E.C.N.A. en cada iglesia local, en cada zona y en toda la iglesia nacional e internacionalmente, gracia y paz del que dijo: Dejad a los niños venid a mí y no se los impidáis, el Santo Señor Jesucristo sea con todos y cada uno de ustedes, amén.